Los parias de la Caza Mayor en Andalucía

No sólo en la India existen las castas. También en el reino animal, y en concreto, en las especies de caza mayor presentes en Andalucía, existen marcadas diferencias sociales entre unas especies y otras, al menos para nuestras autoridades medioambientales, diferencias que vienen determinadas única y exclusivamente por su procedencia, por su nacimiento, igual que en la India. Por decirlo con otras palabras, existen especies de primera y especies de segunda clase.

Fotografía: Elena Muñoz López-Viejo. Fotografía: Elena Muñoz López-Viejo.
Lunes, 18 de Marzo de 2013 · Jorge Gabernet · Caza Mayor · comentario 1
Vienen estas reflexiones a mi mente después de leer un documento interno de la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente titulado ?Directrices de 5 de octubre de 2012 para la gestión, control y erradicación del muflón y el gamo en los terrenos cinegéticos de la  comunidad Autónoma andaluza?, y que como su propio nombre indica, tiene como fin el control e incluso la erradicación de ambas especies en todos aquéllos terrenos cinegéticos donde las mismas no hubieran sido introducidas de forma legal con fines cinegéticos y cuyo aprovechamiento no estuviese incluido en los Planes Técnicos de Caza antes de la entrada en vigor de la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural y la Biodiversidad.

No tengo datos para saber cuáles son los terrenos de nuestra comunidad que cumplen con dichos requisitos de carácter administrativo, pero mucho me temo que serán muy pocos, y que en la práctica la citada Directriz significará la erradicación del gamo y el muflón en la mayoría de los lugares en los que actualmente están presentes.

Es bien sabido que el muflón es una especie procedente de las islas del Mediterráneo y que fue introducida en nuestro país por la Administración a mediados del siglo pasado. Desde entonces, se ha adaptado muy bien al hábitat de la Península Ibérica, está presente en muchos puntos de nuestra comunidad y constituye una especie muy estimada por los cazadores. Por eso, después de sesenta años de presencia en la península, no me explico por qué se decide ahora su erradicación generalizada, cuando ya forma parte de nuestra tradición cinegética y, correctamente gestionado, no hace daño a nadie.

El caso del gamo es todavía más chocante, porque no es una especie alóctona, es decir, extranjera, ya que existen referencias sobre su presencia en la Península Ibérica desde tiempo inmemorial. Pues bien, en las Directrices antes mencionadas, el único y débil argumento que se expone para decretar su control e incluso su erradicación es que ?no parece aconsejable aumentar la distribución del gamo sobre todo si es a costa de cérvidos como el ciervo y el corzo?.

Por lo que refiere al arrui, es bien conocida la inquina que despierta este animal en nuestras autoridades medioambientales por su carácter alóctono y porque, se dice, compite con la cabra montés. Al menos, esta es la justificación que se hace en el Plan de Gestión de la Cabra Montés para determinar la erradicación de la especie en Andalucía. Este argumento es muy discutible pues el arrui se encuentra confinado en las Sierras de María y Los Velez, en Almería, y de Orce, en Granada, donde la presencia de la cabra montés es mínima y, en todo caso, se debe a introducciones de fecha posterior a la llegada del arrui. No existen evidencias de la supuesta competencia con la cabra montés, sino de todo lo contrario.

El Ministerio de Medio Ambiente incluyó al arrui en el Anexo I del Real Decreto 1628/2011 entre las especies a controlar y erradicar en todo el territorio nacional, excepto las poblaciones existentes en Murcia y en los territorios vecinos a donde se hubieran desplazado de forma natural, como es precisamente el caso de las sierras andaluzas anteriormente mencionadas. En el citado Decreto se establecía que las Comunidades Autónomas deberían delimitar el área donde se permitiría la supervivencia del arrui. A día de hoy, que yo sepa, no se ha delimitado dicho territorio en nuestra comunidad, y mientras tanto, se mantienen las medidas de control, entre las que se incluye la caza del arrui en batidas, algo totalmente rechazable desde mi punto de vista.

En fin, resulta sorprendente que sin otros argumentos que su carácter alóctono, y en el caso del gamo ni siquiera eso, se persiga y se decida erradicar a tres especies que tienen un alto interés para los cazadores y que en la mayoría de los casos conviven perfectamente con las demás especies autóctonas desde hace décadas. No conozco estudios científicos que demuestren los supuestos perjuicios que estas tres especies ocasionan con carácter general a las demás especies de caza mayor.

La gestión de las especies de caza mayor debe efectuarse en función de las circunstancias de cada zona, del equilibrio que se pretenda mantener entre las mismas, y no en función de la fecha de autorización de su aprovechamiento, como se desprende del documento antes mencionado. Es decir, creo que deberían aplicarse criterios objetivos y territoriales, no criterios administrativos, a la hora de establecer el modelo de gestión, no solo de los gamos, muflones y arruis, sino de las demás especies de caza mayor. En este sentido, creo que podrían ser de utilidad las Áreas Cinegéticas creadas por la Ley de Flora y Fauna Silvestres como unidades coherentes de gestión de todas las especies de caza mayor, incluidas las que son objeto de estas líneas.

En definitiva pienso que la Administración haría bien en dar a estas tres especies un tratamiento más realista, dejando de tratarlas como especies de segunda, como si fueran los parias de nuestra caza mayor, y destinase los esfuerzos y recursos que se emplean en su control y erradicación al control de otras especies alóctonas mucho más dañinas para nuestros ecosistemas, como la cotorra argentina, el cormorán o el picudo rojo, por poner solo tres ejemplos.
Compartir Twitter Facebook Google Plus LinkedIn

Últimas entrades de Jorge Gabernet

14-01-2014 · Caza Mayor ·

El jabalí en la provincia de Málaga

En la provincia de Málaga, y en algunas zonas aledañas de las provincias de Cádiz y Sevilla, la población de jabalíes ha experimentado un aumento tan espectacular en los últimos años que se está...

03-09-2013 · Opiniones ·

El turismo cinegético en Andalucía

Al hablar de los diferentes tipos de turismo se suele distinguir entre turismo de sol y playa, turismo cultural, turismo de golf, turismo rural, etc, pero se suele olvidar el turismo que tiene como...

Ver todas

Últimas entrades en Caza Mayor

14-01-2014 · Caza Mayor ·

El jabalí en la provincia de Málaga

En la provincia de Málaga, y en algunas zonas aledañas de las provincias de Cádiz y Sevilla, la población de jabalíes ha experimentado un aumento tan espectacular en los últimos años que se está...

Ver todas