Miércoles, 15 de Febrero de 2017 · Juan Beltrán Sánchez · Opiniones · comentario 0

Cuantos más gatos, más ratones

Cuantos más gatos, más ratones Cuantos más gatos, más ratones

No cabe duda que la caza está inmersa en un desconcierto absoluto. Y que parte de este caos empieza o se agudiza con el vergonzoso e ilegal proceso electoral (2012) de la Real Federación Española de Caza (RFEC) y todo lo posteriormente ocurrido. Se podría pensar que la desvergüenza demostrada por quienes tienen la obligación de defender los intereses de los cazadores y representarlos dignamente, obedece a un plan más ambicioso encaminado a garantizarse perpetuidad y prebendas. Cada uno las propias.

Silvestrismo: cuando la Ciencia no interesa...

17-10-2016 · María Gracia Nuevo · Opiniones · comentario 0

Silvestrismo: cuando la Ciencia no interesa... ¿Es la ciencia un argumento suficiente frente a una decisión política? ¿Cuándo es interesante un estudio científico? Trataré de responder a estas preguntas resumiendo brevemente mi experiencia como coordinadora del Proyecto "La cría en cautividad de diferentes especies de fringílidos en España".

Dignidad y Caza...

13-10-2015 · Juan Beltrán Sánchez · Opiniones · comentario 3

Cazador y su perro La caza, que no es otra cosa que un aprovechamiento de los recursos naturales, como lo son la pesca, la madera, los pastos o la recogida de plantas y frutos, es rechazada por algunos sectores de la sociedad con el argumento de que su vigencia en el siglo XXI esta fuera de lugar, pues la necesidad de cazar para comer no existe, aunque es obvio que las piezas de caza abatidas, de una u otra manera, son consumidas en su totalidad por el ser humano igual que hace cien años. Entienden estos sectores o grupos, que la sociedad ha cambiado y que la caza no tiene sitio en una sociedad ética y digna como se presume es la nuestra. Critican los valores morales de los cazadores y proclaman su crueldad.

Esta sociedad, incluidos los animalistas, elimina millones de animales

Animalistas y prestigio de cazador

02-09-2015 · José Luis Garrido · Opiniones · comentario 2

Cuando cazaban mi abuelo desde 1920 y mi padre, desde 1935, ser cazador tenía un prestigio social tanto en el medio urbano, donde eran cazadores casi todos los dueños de fincas, como en los pueblos donde tenían escopeta los que podían comprarla, que eran unos pocos. En cualquier pueblo, la agricultura era la mayor fuente de empleo, pero el salario del jornalero del campo no daba para escopeta. En los pueblos podían costearse un arma el señor cura, el médico, el boticario, el hacendado y cualquiera que tuviera una actividad u oficio que supusiera un salario en moneda que permitía pagarla, como era el caso de mi familia ferroviaria. En aquella época de tanta penuria, finalizada la guerra civil, me contaba mi padre que iba de caza y le salían dos o tres pretendientes pidiendo por favor acompañarle para ayudar a traer la caza, que a veces era muy poca. El morralero sabía que las liebres, perdices y conejos no estaban para regalar, pero si de un tiro caían tres o cuatro gazapos, que él limpiaba en un pispás, al final se llevaba un conejo a casa, o el zorro (que también se lo comían) o alguna paloma si caían muchas en el disparo. Volver de caza con la alforja preñada y las patas de la rabona a la vista, era una entrada triunfal en el pueblo, tanto para el cazador, como para el auxiliar que se sentía también protagonista de la hazaña. En mi pueblo, unos 600 habitantes, había al finalizar la guerra (1939) solamente tres cazadores: mi abuelo, mi padre ?con escopeta y máuser por ser somatén?, y un labrador del pueblo, que se mantuvieron hasta casi 1950 en que salieron dos escopetas más. En España ya había 195.000 cazadores en este año.

Un año más... La misma imagen

06-03-2015 · Santiago Honrubia · Opiniones · comentario 0

Vainas cartuchos De nuevo me acerco a estas páginas, y ahora con una nueva responsabilidad dentro de la FAC, que afronto con ilusión. Pero no es ese el motivo de esta breve nota, abierta a aquellos cazadores de escopeta o no, que leáis estas líneas.

El Silvestrismo, acosado

15-01-2015 · José Luis Garrido · Opiniones · comentario 0

Jilguero (Pepe Sierra) El silvestrismo es una actividad tradicional e incruenta que consiste en la captura en vivo de aves fringílidas para su mantenimiento en cautividad con fines de adiestramiento para el canto. Esta captura y adiestramiento de pájaros cantores debe incluirse en la modalidad de caza científica, pues eso es en pureza el silvestrismo. No tengo ninguna duda que practicar el silvestrismo es amar intensamente a los pájaros y que adiestrarlos para el cante requiere mucha paciencia, como cualquier otro arte de amaestramiento de especies.

Cazados... en la Red

29-10-2014 · Pablo Sorzano Ruiz · Opiniones · comentario 0

Noticia en www.club-caza.com Llevo años repitiéndolo: no podemos defender y abogar por la caza sostenible mientras las redes sociales siguen infestadas de imágenes para el exceso y la irresponsabilidad que hacen inverosímil para la sociedad "no cazadora" nuestro argumento de una caza responsable, respetuosa y necesaria.

Madurez

09-10-2013 · Alvaro Trujillo · Opiniones · comentario 0

No seré yo quien niegue las más que posibles contradicciones o debilidades en las que como todo pueblo incurre la sociedad estadounidense, pero lo cierto es que en lo concerniente a la situación en materia de conservación de la vida salvaje, amén de pionera en la protección de espacios naturales con la declaración del Parque Nacional de Yellowstone en 1872, está a la vanguardia mundial con importantes avances tanto en investigación forestal como en el estudio de la fauna silvestre, de ahí que destaque como uno de los países desarrollados con más y mejores recursos naturales conservados, liderando el Programa Man & Biosphere con 47 áreas adscritas designadas Reservas de la Biosfera.

El turismo cinegético en Andalucía

03-09-2013 · Jorge Gabernet · Opiniones · comentario 0

Al hablar de los diferentes tipos de turismo se suele distinguir entre turismo de sol y playa, turismo cultural, turismo de golf, turismo rural, etc, pero se suele olvidar el turismo que tiene como finalidad la practica de la caza y que comprende tanto a los cazadores que se desplazan dentro de de las fronteras de nuestro país como a los que vienen o van al extranjero para cazar.

¿Y así queremos salvar la Perdiz Roja?

26-06-2013 · Santiago Honrubia · Opiniones · comentario 4

Quiero pensar que si están leyendo esto es que visitan con asiduidad la página web y las revistas de la FAC, e incluso, otras revistas y portales del género.

primera anterior siguiente ultima
Compartir Twitter Facebook Google Plus LinkedIn

Cosas de Caza

Opiniones

Opiniones sobre todo lo relacionado con el mundo de la caza.