Silvestrismo: cuando la Ciencia no interesa...

¿Es la ciencia un argumento suficiente frente a una decisión política? ¿Cuándo es interesante un estudio científico? Trataré de responder a estas preguntas resumiendo brevemente mi experiencia como coordinadora del Proyecto "La cría en cautividad de diferentes especies de fringílidos en España".

Silvestrismo: cuando la Ciencia no interesa... Silvestrismo: cuando la Ciencia no interesa...
Lunes, 17 de Octubre de 2016 · María Gracia Nuevo · Opiniones · comentario 0

Desde su nacimiento en 2012, este proyecto impulsado por Fedenca pretendió ser un estudio riguroso sobre la viabilidad/inviabilidad de la cría en cautividad. Se trataba, fundamentalmente, de demostrar empíricamente si existía una alternativa real a las capturas para el Silvestrismo, hecho que constituye el principal argumento de la Comisión Europea contra la modalidad al entender que se infringe la Directiva AVES.

Más allá de los posibles resultados, la importancia de esta investigación, radicaba en que hasta el momento en España no se había podido demostrar de manera eficaz si la cría en cautividad de estas especies era o no viable, pero más aún, hasta el momento ningún estudio de este tipo había tenido rigor científico alguno.

El proyecto de cría se ha desarrollado en diferentes puntos de la geografía española, como Cataluña (2012-015), Andalucía y Murcia (2012-2016). Tres Comunidades, donde se ha  llevado a cabo un protocolo idéntico (adaptado a peculiaridades), aprobado por la dirección del proyecto, tutelado en Cataluña por el ICO, Andalucía por la Universidad de Málaga y aprobado por el Ministerio de Medio Ambiente (MAGRAMA).

Durante el desarrollo del mismo nos hemos encontrado con algunas limitaciones técnicas y económicas, que se añadía a la dificultad de las especies silvestres que se iban a estudiar.

Pero el mayor obstáculo con que nos hemos tropezado, y el más doloroso, ha sido sin lugar a dudas el hecho de que el propio Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente haya hecho oídos sordos a un proyecto científico único e inédito hasta el momento. ¿Es de justicia tal desidia ante el trabajo y esfuerzo desarrollado por tres Comunidades durante cuatro años para llevar a cabo un ambicioso proyecto científico?

Esta actitud ha silenciado conclusiones y resultados que coinciden en los tres centros de cría y que apuntan la dificultad de las condiciones para lograr la cría en cautividad y posterior reproducción, la importancia del entorno y la alimentación como condicionantes del éxito ó el elevado número de bajas que se producen hasta que un ejemplar consigue adaptarse a la vida en cautividad.

Más de doscientos pájaros en cada centro de cría, personas que han trabajado en su cuidado y alimentación, instalaciones dedicadas exclusivamente al proyecto, numerosas reuniones, viajes… En definitiva un importante esfuerzo en recursos económicos y humanos volcados en un proyecto inédito que, sin perder en ningún momento su rigor científico, ha luchado por aportar mayor conocimiento sobre una modalidad que representa, más allá de una afición, un modo de vida para quienes quieren y respetan al medio ambiente a través de su  pasión a las fringílidas.

Cuatro años después, lanzo al aire una reflexión en forma de pregunta: ¿Por qué no ha interesado este estudio?

 

"Que mi corazón esté siempre abierto a pequeños pájaros que son los secretos del  vivir" 

Compartir Twitter Facebook Google Plus LinkedIn

Últimas entrades de María Gracia Nuevo

Ver todas

Últimas entrades en Opiniones

15-02-2017 · Opiniones ·

Cuantos más gatos, más ratones

No cabe duda que la caza está inmersa en un desconcierto absoluto. Y que parte de este caos empieza o se agudiza con el vergonzoso e ilegal proceso electoral (2012) de la Real Federación Española de...

13-10-2015 · Opiniones ·

Dignidad y Caza...

La caza, que no es otra cosa que un aprovechamiento de los recursos naturales, como lo son la pesca, la madera, los pastos o la recogida de plantas y frutos, es rechazada por algunos sectores de la...

02-09-2015 · Opiniones ·

Animalistas y prestigio de cazador

Cuando cazaban mi abuelo desde 1920 y mi padre, desde 1935, ser cazador tenía un prestigio social tanto en el medio urbano, donde eran cazadores casi todos los dueños de fincas, como en los pueblos...

Ver todas